Desnudo artístico

Pienso como describir mi experiencia y solo alcanzo a plasmar un atisbo de lo que me moviliza. Llegó a mí (o yo a él) sin darme cuenta, y cuando edité mi primer fotografía de desnudo lo supe: estoy en mi elemento. Los paisajes que se dibujan en cada figura, en cada cuerpo, son únicas, irrepetibles y en constante cambio, y es ese dinamismo el que me atrapa y me llama una y otra vez a fotografiar cuerpos jugando en un sin fin de figuras hipnóticas.